Noticias | Baleares

Un error informático en los juzgados deja libre a una homicida en Palma

| Palma |

La Policía Nacional presentó a la detenida en el juzgado y, a las pocas horas, el juez la puso en liberdad.

A. Sepúlveda

Un error informático en los juzgados de Vía Alemania deja a una secuestradora y homicida rumana en libertad por las calles de Palma.

El pasado jueves, agentes de la Unidad de Crimen Organizado y Delincuencia Internacional de la Policía Nacional procedieron a la detención de una mujer rumana, de 40 años de edad, acusada de secuestro y homicidio en su país de origen. El arresto se produjo en cumplimiento de una orden internacional de búsqueda y detención dictada por la Audiencia Nacional. Al día siguiente, los funcionarios policiales presentaron a la arrestada ante la autoridad judicial.

Nervios en el juzgado

Una vez allí, de forma totalmente incomprensible, el magistrado ordenó su puesta en libertad. Horas más tarde, en el juzgado de guardia ya planeaba que la decisión tomada podía acarrear serias consecuencias.

Según fuentes judiciales consultadas por Ultima Hora, el juez de guardia consultó la base de datos y en ella no constaba ninguna orden de búsqueda y detención. Desde Vía Alemania se intentó contactar con el Juzgado Central Número 5 que era el instructor del caso, pero nadie contestó. Acto seguido, se pusieron en contacto con el juzgado de guardia de la Audiencia Nacional, pero nadie supo aclarar la situación de la detenida. Finalmente, el juez decidió dejarla en libertad.

La sorpresa de la Audiencia Nacional fue mayúscula cuando, al día siguiente, se enteraron que un juzgado de Palma había puesto en libertad a una homicida reclamada por Rumanía. La legislación española prohíbe detener a una persona dos veces por el mismo delito. La detenida había sido reclamada por unos hechos que ocurrieron en 2006, cuando esta mujer secuestró en Rumanía a un hombre que finalmente fue liberado aunque, debido a las condiciones de precariedad que sufrió durante su cautiverio, falleció en el hospital. Por ello, fue condenada a 17 años de cárcel. La acusada se fugó del país con una identidad falsa.

Detención

El arresto de la mujer rumana de 40 años de edad se produjo en el Passeig Marítim de Palma. Tras una exhaustiva investigación y días de vigilancia, el Grupo de Crimen Organizado y Delincuencia Internacional consiguió dar con ella.

Tras comprobar que sobre ella pesaba una orden internacional de búsqueda se procedió a su arresto. Tras confeccionar el atestado y aportar al juzgado toda la documentación, el juez decidió no prolongar el arresto y ponerla en libertad.

Relacionado

Lo + visto